CECOVAL valora positivamente las rebajas por el fuerte incentivo que supondrá para la temporada

rebajasLa presidenta de CECOVAL y a su vez vicepresidenta de la Confederación Española de Comercio considera que la liberalización de este período ha mermado el impacto de la campaña por lo que es prioritario impulsar una reforma normativa

La organización autonómica se muestra optimista en este período de intensa actividad para el sector  del comercio

La patronal autonómica del comercio en la Comunitat Valenciana, CECOVAL prevé buenos resultados para esta campaña, que supone un fuerte incentivo para el sector, lo que permitirá paliar el estancamiento del consumo, motivado fundamentalmente por la situación de incertidumbre política, sufrida durante estos últimos meses y que ha provocado el freno y la contracción en el gasto.

El comercio espera que la campaña de rebajas contribuya al camino de avance hacia el crecimiento y que suponga un repunte en la evolución de las ventas, reconfortando así el balance de la temporada, que de inicio debido a las circunstancias de inestabilidad no ha obtenido los resultados esperados, pero que se prevé que con las rebajas arroje resultados positivos. En este sentido, cabe destacar el importante stock acumulado que permitirá una oferta comercial con descuentos de hasta el 50%.

Los sectores en los que más  repercutirá el período de rebajas son el textil, calzado, cosmética, perfumería, así como equipamiento del hogar, muebles, electrodomésticos, electrónica y telefonía.

La presidenta de CECOVAL, Isabel Cosme, ha destacado que este período de rebajas contribuirá a dotar de un fuerte impulso a la temporada estival y a favorecer las ventas, aunque apunta que la campaña ha perdido impacto tras su liberalización, lo que provoca la proliferación continúa de descuentos y promociones, a lo largo de todo el año, lo que resta expectación en el consumidor”. En este sentido, Cosme ha señalado “el interés del sector de plantear una reforma, a fin de que se adapte a las necesidades y demandas reales de los empresarios y consumidores”.

Sigue leyendo

CECOVAL considera que la política de horarios comerciales no puede estar sometida a la improvisación, confusión y desconcierto

La patronal autonómica del comercio en la Comunitat Valenciana (CECOVAL) considera “inasumible” por parte del pequeño y mediano comercio la propuesta de las grandes superficies, en la que se ha solicitado previsiblemente la autorización durante los meses de julio y agosto la apertura comercial total en domingos y festivos.

La Confederación recuerda que el espíritu de la norma atiende a unas características y criterios específicos que cada zona debe cumplir, en virtud de un exceso por población turística y no por consumidor local. La concreción de los criterios básicos que establece la normativa permite identificar las localidades que se ajustan a la norma y descartar aquellas que no cumplen los requisitos mínimos y no merecen el reconocimiento de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), no siendo procedente por tanto la libertad de horarios para toda la Comunidad Valenciana.

Sigue leyendo

CECOVAL reclama una solución urgente al Ayuntamiento ante el “catastrazo” que ahoga al comercio

  • La patronal no entiende que el sector del comercio sea el más agraviado de todos, siendo el consistorio favorable a políticas de promoción e incentivo del pequeño y mediano comercio
  • Los empresarios del comercio se sienten “decepcionados y defraudados” con el gobierno municipal respecto al aumento del IBI y claman al consistorio un compromiso político de cara al próximo ejercicio 2017
  • La medida de no ser reajustada provocará el cierre de establecimientos y la destrucción de empleo

La Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano viene reivindicando desde el pasado mes de abril y de manera reiterativa una revisión del “catastrazo”, que está provocando un grave perjuicio e impacto en el comercio, ya de por sí debilitado por la situación de incertidumbre política, que repercute en desconfianza y en contracción y estancamiento del consumo. Desde CECOVAL se pide una solución urgente ante el “castigo” aplicado al comercio de la ciudad de Valencia, que se ha visto afectado por la notable subida del 40% del recibo del IBI.

Los miembros del grupo de trabajo del IBI de CECOVAL, que engloba a representantes de las organizaciones miembro de la ciudad de Valencia de carácter territorial (Centro Histórico, Benimaclet, Benicalap, Ruzafa- Gran Vía, Orriols-Torrefiel, Cabanyal, Quatre Carreres, calle Alboraia) y sectorial (textil, mueble, panadería y pastelería, electrodomésticos, ferreterías, informática y venta de vehículos entre otros) reclaman al consistorio, después de tres meses de espera y tras varias reuniones con representantes del consistorio un “compromiso político” de cara al próximo año.

La patronal ha puesto de manifiesto que la medida es “arbitraria y un agravio comparativo”, dado que los usos no han sido actualizados y que no se corresponden con la actividad empresarial ejercida.

Los diferentes umbrales de valor catastral, llevan a la arbitrariedad de penalizar para un mismo local, una actividad frente a otra muy similar, pero de otra rama económica, encareciendo arbitrariamente el acceso del comercio a ciertos locales comerciales.

Asimismo, desde CECOVAL se constata que dado que el 99,9% de las empresas son pymes y micropymes, el hecho de afectar con una subida del 40% del IBI al 4,5% de los locales comerciales, supone que la inmensa mayoría de éstos son pymes. Y por tanto, dicha subida afecta al tejido empresarial de PYMES en su inmensa mayoría.

Por todo ello, tras un estudio económico serio y riguroso, realizado por la Confederación, la patronal autonómica del comercio valenciano (CECOVAL) ha concluido que la propuesta de reajuste pasa por variar el corte del valor catastral a un 1.000.000 de euros que supondría un “respiro” para 1.266 microempresas y pymes valencianas. Este hecho supondría un impacto ínfimo de alrededor del 0,19% para las arcas del presupuesto municipal, que se vería con creces compensado con una aplicación de políticas que luchen contra la economía sumergida como es el caso de la venta ilegal.

La presidenta de CECOVAL, Isabel Cosme ha destacado que “ahora es el momento de que el Ayuntamiento se pronuncie y dé un paso al frente sobre la política fiscal que aplicará el gobierno municipal a los establecimientos comerciales durante el próximo ejercicio, demostrando así su predisposición al diálogo y a alcanzar un consenso con el sector, apostando por una propuesta que no penalice la actividad comercial”.

“El gobierno municipal tiene una oportunidad de oro para declarar su apoyo al comercio, desde un compromiso político, con una propuesta clara y firme, lo que evidenciaría su defensa de los intereses de las pymes”, ha asegurado Cosme.

Desde CECOVAL no se entiende que el sector del pequeño y mediano comercio sea el más perjudicado de todos con diferencia, y que no se vislumbre “voluntad política” que permita enderezar la situación, máxime cuando el gobierno municipal siempre se ha mostrado partidario de políticas de incentivo de las pequeñas y medianas empresas y que en el momento de la aprobación de la medida fiscal desde el consistorio siempre se aseguró que no se perjudicaría al sector del comercio.

Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano